Aragón debe ser tierra de asilo para los refugiados que llegan a Europa

A Syrian refugee from Deir Ezzor, holding his son and daughter, breaks out in tears of joy after arriving via a flimsy inflatable boat crammed with about 15 men, women and children on the shore of the island of Kos in Greece, Aug. 15, 2015. *ON EMBARGO UNTIL AUGUST 27, 2015.* *** Local Caption *** 14706734

Refugiados sirios intentando llegar a las costas griegas.

Las personas encuadradas en las Marchas por la Dignidad de Aragón proponemos que nuestra Comunidad se constituya en tierra de asilo para los refugiados que están llegando a Europa a causa de diferentes conflictos bélicos, y que se tome esta iniciativa como ejemplo, promoviendo la misma en otros territorios.

Consideramos que la sociedad aragonesa no puede consentir que las personas refugiadas que acuden a Europa desde el Próximo Oriente, desde África, sean recibidas con violencia, golpes, alambradas, tráfico de seres humanos, xenofobia y la falta del más elemental respeto a los derechos de las personas y a los acuerdos internacionales de protección a los refugiados.

Sin olvidar que los sirios, iraquíes, libios, etíopes, afganos… que hasta hace poco vivían, amaban o jugaban tranquilos en sus países y ahora vienen a nuestra puerta, lo hacen por la actitud intransigente, egoísta y beligerante de Europa, la OTAN y Estados Unidos.

Las imágenes de cadáveres apilados en camiones insinúan un nuevo Auschwitz, un nuevo Argelès-Sur-Mer, de niños y niñas que lloran llamando a sus padres y madres mientras éstos son golpeados. Son muy tristes las imágenes de personas atravesando murallas de alambradas o concertinas huyendo de la agresión de sus depredadores; instantáneas que muestran la desesperación que han tenido que vivir quienes han muerto ahogados en el Mediterráneo. Todas estas imágenes nos sacuden la conciencia con horror al ver lo poco que somos y el desprecio absoluto con el que nos miran los poderosos.

Desde las Marchas por la Dignidad de Aragón recordamos que cualquiera podemos ser ellos y ellas: los ahogados, las heridas, los asustados, las golpeadas, los que lloran, las que gritan, los que rabian, las que desesperan… como se ha experimentado en nuestro país a lo largo de la Historia.

Por todo esto y en este momento queremos romper el silencio y la falta de solidaridad en la que nos movemos en medio de tanto horror y que Aragón se constituya en tierra de asilo y promueva que otros territorios también lo hagan. Sabemos las causas por las que hemos llegado en un capítulo más a esta situación, pero es momento de protección y solidaridad.

Las Marchas por la Dignidad de Aragón se ponen a disposición de las autoridades de la Comunidad Autónoma para contribuir con nuestro esfuerzo a organizar esta propuesta, no por ningún ánimo de protagonismo, que lo cedemos, sino porque pensamos que la responsabilidad es de todos y de todas. Consideramos que es ilegal no ayudar a los refugiados, que las fronteras deberían estar siempre abiertas, como nuestros brazos.

Anuncios