La lucha es el único camino. ¡No nos callarán!

Para las Marchas de la Dignidad la movilización es la acción de unidad popular más enérgica para la transformación política y social y tenemos claro que la lucha es el único camino.

En los últimos años la movilización continua -en pugna por la conquista de los derechos que nos han sido arrebatados- ha conseguido ir resquebrajando el Régimen del 78 hasta situarlo en una posición de disyuntiva total. El Comité Federal del PSOE del domingo 23 de octubre evidenciaba netamente que los dos partidos turnistas eran controlados y dirigidos por una misma fuerza: los poderes económicos. El Régimen está en crisis, y la segunda legislatura de Mariano Rajoy se presenta ante nosotras como un auténtico golpe de Estado de las oligarquías, las cuales no están dispuestas a perder ni un solo gramo de ganancias. Los partidos del IBEX 35, de la corrupción, de la explotación laboral y de las enormes ganancias se unen para una vez más hacer pagar la crisis a quienes no la hemos creado.

Así, Mariano Rajoy convertido en Presidente del Gobierno con el apoyo de Ciudadanos y del PSOE ha anunciado 3.500 millones de euros de recortes directos y otros 2.000 de una carga de impuestos. Otra vez volverán las oscuras golondrinas sobre los servicios sociales. Una vez las camas han abarrotado los pasillos de los hospitales y las aulas de los centros educativos, una vez el personal sanitario y docente es incapaz de hacer frente a las necesidades como sociedad y faltan cada día más recursos en los centros públicos, una vez más se empeñan en robarnos lo que nos queda. En España un 28,6% vivimos por debajo del umbral de la pobreza. Actualmente estamos cerca de 800.000 familias sin ingresos, hemos sufrido más de 600.000 desahucios desde 2009 y hay 2,5 millones de niños pobres, una juventud a la deriva entre el paro, la precariedad y el exilio, hay ancianos que mueren calcinados por vivir entre velas tras haberles cortado la luz y sufrimos más de 5 suicidios diarios como consecuencia de la crisis. Mientras, hay gente que copa los Consejos de Eléctricas y de grandes empresas del Ibex 35 y  España sigue incumpliendo la Carta Social Europea. ¿Por qué nos obligan a sufrir los recortes por mandato de la UE y se cumplen una de las normativas de reparto de riqueza?

Con la firma del Acta única Europea, los Estados miembro de la UE renunciaron a toda su soberanía teniendo que supeditar sus intereses a los de la propia Unión. En ese momento se estableció también un reparto del trabajo que desindustrializó los modelos productivos de la periferia europea. Con la llegada de la crisis, el modelo productivo de España derivado del reparto (el del pelotazo del turismo y la construcción) cayó dándonos de bruces contra la pared del neoliberalismo y de la UE. Perdimos el trabajo y nuestra soberanía. Y ahora nos obligan a pagar su deuda. La OTAN es un elemento más de represión a la soberanía del Estado. La creación de la OTAN fue el inicio de una política de desarrollo de la guerra como elemento contención de las crisis económicas (el incentivo de la industria armamentística, el expolio de los países invadidos y la reconstrucción del terreno genera enormes beneficios en las empresas que apoyan la guerra). Así hemos visto como en los momentos económicos más difíciles para la macroeconomía los EEUU y su brazo armado, la OTAN, han invadido Kosovo, Afganistán, Iraq, Libia, Siria, Ucrania… España forma parte de la OTAN y de estas masacres desde 1982, haciéndonos cómplices de todas las intervenciones militares desde ese mismo momento. En Zaragoza y en las Bardenas Reales, la OTAN sigue ensayando militarmente para después acabar con la vida de miles de personas. Por eso, apoyar  las y los refugiados es para nosotras estar contra la OTAN.

Desde el 2008 la masa salarial se ha reducido en 40.000 millones de euros y las prestaciones por desempleo en 4.300 millones de euros. El empleo entre la juventud menor de 26 años ha disminuido un 42,35%, con una reducción del salario medio de más del 49%. Y entre estos datos el presidente de la CEOE nos reclama que ‘’un trabajo fijo es propio del siglo XIX’’ y que ‘’debemos conformarnos con lo que tenemos’’. ¿Qué tenemos? Paro, precariedad y exilio. Un paro estructural que se ha mantenido por encima del 24% durante los últimos 6 años, una precariedad que nos hace firmar contratos por horas sin garantía de tener una pobre nómina de 300 euros el mes siguiente y un exilio forzado de nuestros pueblos, de nuestro territorio, buscando otras ciudades del Estado Español o del resto de Europa. La juventud sin curro no podemos mantenernos y no podemos mantener una hucha de pensiones que cada día está más vacía. Garantizar un presente para la juventud es garantizar el presente de las pensiones. Por eso, jóvenes, adultas y pensionistas estamos en la misma lucha: nuestra vida, nuestro presente y nuestro futuro digno.

En este contexto, vemos imprescindible el papel del movimiento feminista, movimiento insurgente, combativo y desobediente porque sufrimos la doble opresión: por ser mujeres y por ser trabajadoras. Los partidos del Régimen no mantienen entre sus “líneas rojas” medidas que ataquen la brecha salarial, que este año llega al 24 % y que obliga a las mujeres españolas a trabajar 88 días más para cobrar lo mismo que los hombres. Tampoco mantienen medidas contra el desempleo femenino que no deja de crecer y hace que desde hace varios años la pobreza en España la suframos especialmente nosotras. Y es que a golpe de precariedad y desempleo se nos recuerda una idea: el patriarcado nos somete por ser mujeres al trabajo reproductivo y a los cuidados, que nos alejan de la igualdad también en el ámbito laboral. Así, el capitalismo necesita esta desigualdad que nos excluye del mercado cuando no necesita más mano de obra remunerada. No debemos olvidar de que al 51% de las que luchamos nos matan, violan, maltratan, menosprecian, acosan, marginan y explotan por el mero hecho de ser leídas como mujeres. En los últimos 5 años han sido asesinadas 586 mujeres en el Estado ante la pasividad de las instituciones, los medios de comunicación y los movimientos sociales y políticos.

La protesta es necesaria en una sociedad viva para evidenciar aquellas injusticias que sufre la clase trabajadora, la mayoría social. Y en estos años el Estado ha tenido un posicionamiento claro frente a nosotras y nosotros: se ha blindado frente a la movilización de la sociedad civil con leyes represivas y propias de un estado fascista como la “Ley Mordaza”. En estos años hemos sufrido la condena de 4 años de cárcel para Alfon, víctima de un montaje policial; el proceso judicial abierto contra Los 8 de Yesa por declarar que Artieda no se rendía ante la imposición de un recrecimiento de la presa; la detención de Andrés Bódalo y su condena a 3 años de prisión; y más recientemente nos enfrentamos al proceso judicial de los 10 antifascistas de Zaragoza que intentaron frenar (por omisión de todas las instituciones) un concierto neonazi en febrero de 2015 y al caso de Raquel Tenías con la petición de 4 años de cárcel por pedir Pan, Trabajo, Techo y Dignidad el 22 de marzo de 2014. Entendemos que la solidaridad es nuestra mejor arma frente a la represión a través de multas, porras y cárcel a la que el Estado nos somete y entendemos y gritamos que seguiremos en pie para defendernos de cada golpe que pretendan asestarnos.

cartel-3d

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría por Guillermo Úcar. Guarda el enlace permanente.

Acerca de Guillermo Úcar

Nací en Zaragoza. Crecí en el Barrio de La Jota, humilde, con olor a humo las noches de invierno, rodeado de frío y el Ebro a su espalda. La niebla no dejaba ver muchas de las cosas, pero aún así las imaginaba. Me he hecho ya algo mayor y no he dejado de soñar. Quizá por eso no soy muy alto, pero me alegro de seguir siendo un niño por dentro. Ahora intento ser profesor de Química, arreglar el mundo y se cuenta que también escribir poesía. Pero eso, está por leer.

Un pensamiento en “La lucha es el único camino. ¡No nos callarán!

  1. Pingback: NO HAY CAMBIO SIN LUCHA OBRERA. MARCHAS DE LA DIGNIDAD, MOVILIZACIONES SABADO 3 DE DICIEMBRE | Intersindical De Aragon

Los comentarios están cerrados.