CONTRA LA MISERIA, DEFENDEMOS LA UNIDAD.

De un tiempo a esta parte la vorágine electoral y la represión impuesta por la Ley Mordaza ha atemorizado a la gente y vaciado las calles. De un tiempo a esta parte la movilización social se ha ido fragmentado hasta darnos cuenta de que somos 4 o 5 aldeas galas las que resistimos los envistes de la profunda política neoliberal que asola España y el resto de países de la Unión Europea. De un tiempo a esta parte se hace, más necesario que nunca, que articulemos un movimiento unitario contra la miseria.

Asistimos con preocupación a las propuestas de aprobación del Tratado de Libre Comercio entre la UE y Canadá (CETA) en 2017 y la más que posible aprobación a posteriori del TTIP entre la UE y EEUU. Vemos como, en efecto, la losa de la precariedad sigue apoyándose en los hombros de las y los trabajadores que llegan con dos migajas de pan a final de mes. Nos acosan por las calles, nos ningunean en los curros, nos desangran en casa: nos queremos vivas y no oprimidas. Los servicios sociales tienen una decadencia absoluta y ya no hay atención para la supervivencia. La UE impondrá al futuro Gobierno 10.000 millones de recortes inmediatos y ya hemos dicho adiós a la hucha de las pensiones. El derecho a la vivienda ya no es un derecho – nos han obligado a convertirlo en privilegio- y ‘’emancipación’’ es una palabra prohibida. Y, por si fuera poco, cuando nos enfrentamos a sus políticas nos hacen callar con multas, persecución y porras. Nos destruyen el Futuro y a cambio nos imponen pedazos de miseria.

El pasado sábado 24 de septiembre, la Asamblea Estatal de las Marchas de la Dignidad decidió volver a las calles el 3 de diciembre. Y es en este momento en el que entendemos que no somos sólo la Asamblea de las Marchas de la Dignidad de Aragón las que debemos enfrentarnos a los poderes en las calles sino que somos todas aquellas personas que sufrimos día a día las consecuencias de un sistema corrupto, salvaje y depravado las que tenemos que ponernos en pie.

Nosotras y nosotros apostamos por la unidad de un sólo golpe. Por devolver a las calles a la gente que espera la carta del INAEM, del banco o del Servicio de Salud a final de mes. Apostamos por ser capaces de reconfigurar la movilización en un solo grito. Es por ello, que nos gustaría que todas las personas, movimientos, colectivos, sindicatos, plataformas y asambleas nos reunamos el próximo 5 de noviembre en la Sala Mirador del Centro de Historia de Zaragoza a las 10:00 y nos organicemos una vez más para reclamar la vida que tenemos que tener, una vida a la altura de nuestras luchas.

encuentrommss